Publicado en A partir de 10 años

El pintalabios de Pedro. Capítulo 9

¿¡UNA FURGONETA!?

El sábado por la tarde, Pedro recibió un mensaje de Marta: «Hola Pedro, ¿puedes salir un rato a la zona de los columpios?»

Tenía ganas de verla, así que con un “Ahora vuelvo”, salió corriendo dejando que la puerta se cerrase detrás de él, mientras su padre decía algo que no llegó a entender.

—¡Hombreeee el chico malhumorado del patioooo! —dijo Marta en cuanto lo vio.

Aquel grito chistoso, hizo que Pedro sonriera.

—Es que no te imaginas en el lío que me he metido por hacer una promesa a mi hermana —explicó Pedro. No quería que Marta pensara mal de él.

—Aunque te sorprenda, la pandilla ya lo sabemos todo. Tengo que reconocer que tu hermana Lola nos ha ayudado un poco… —A Marta le divertía la cara de sorpresa de Pedro.

—¿Mi hermana? —preguntó perplejo.

Marta estaba muy satisfecha porque su frase lo había dejado totalmente a cuadros, como solía decir Bea. Era el momento perfecto para sacar el regalo.

—Ejem, entre todos, incluído Andrés que es reticente para los disfraces, hemos comprado esto. —Se sentía algo nerviosa, y sacó el regalo de su mochila, porque aunque era sábado, no se le ocurrió otra forma de guardar aquel paquete envuelto para que Pedro no sospechara.

—¿Disfraces? ¿Regalo? ¿Andrés? —sin duda estaba alucinado.

Lo abrió en dos segundos.

—Pero… ¿Cómo porras lo habéis adivinado?

Marta solo sonreía triunfante.

—Definitivamente sois los mejores —dijo Pedro muy contento tras comprobar que las barras de pintura eran perfectas para su disfraz de payaso y mucho mejores que el pintalabios requisado por su tutora. Al final tenía que estar agradecido con Ruth.

Pedro sonreía mirando las barras de pintura, pero al mirar a Marta se dio cuenta de que estaba preocupada.

—¿Qué ocurre? —Quiso saber Pedro.

—Verás… para poder ir a comprar estas pinturas… se lo conté todo a mi madre… y… bueno… ella… pues…

—Ha hablado con la mía —terminó la frase Pedro.

Marta levantó la vista y afirmó con la cabeza.

—Lo hecho, hecho está —dijo Pedro sacudiendo los hombros y en un impulso le dio un beso en la mejilla. —Vamos, que ya mismo es la hora de la cena.

Iban hacia el portal, cuando vieron al padre de Pedro aparcando una furgoneta. Marta se extrañó mucho y corrió hacia él.

—¿Y esta furgoneta tan grande, Carlos? —dijo, mientras se ponía de puntillas para ver bien el interior.

—Ah… es una sorpresa, no puedo decir nada. Mañana lo sabrás —respondió el padre de Pedro.

Los dos amigos se miraron y subieron en silencio a sus casas. Marta estaba muy intrigada y pensativa. Cuando los mayores daban sorpresas, no sabía si alegrarse…

Mensaje por Whatssapp enviado por Marta a todos los miembros de la pandilla:

«¡¡¡REUNIÓN URGENTE!!!»

Continuará…

Autor:

Hola, me llamo Clara y soy la autora de http://clarabelen.com donde hago manualidades 🖍para niños y no tan niños y también podéis encontrarme en Facebook como Inspirateconclara (todo junto) o también en Instagram en @claraysuscuentos 🤗 Me encanta escribir y contar historias, 📝 sobre todo si son de fantasía y ganan los buenos.🧞‍♂️ Otra de mis aficiones es pintar y crear pasatiempos (para mí los mejores son los de encontrar 8 diferencias).🧚 No me gustan las películas de zombis, me ponen nerviosa, pero me encantan las de superhéroes y superheroínas. También podéis leer cuentos míos en https://relatos.clarabelen.com

3 comentarios sobre “El pintalabios de Pedro. Capítulo 9

Responder a clarabelengomez Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s