Publicado en A partir de 6 años, Poesía

El jabalí y la ardilla (Juan Carlos Burgos y Ana, escritores invitados)


Érase un bosque poblado

con árboles y animales,

unos altos, otros jóvenes

y sólo algunos frutales.


En lo profundo del bosque,

un gran jabalí habitaba,

fuerte y fiero, que comía

más que lo necesitaba.


La ardilla desde la rama

ve con preocupación

que todos los frutos come,

el jabalí abusón.


Decide bajar y le habla,

vence al miedo,

alza la voz:

«¡Para! ¡que si te lo acabas,

el hambre será más feroz!


Hoy el árbol te alimenta,

pero un día fue semilla.

¡Deja que algún fruto crezca!».

Dio su consejo la ardilla.


Y lo entendió el jabalí.

La ardilla tiene razón:

ni egoísmo ni impaciencia,

pues nunca habrá mejor ciencia

que paciencia y corazón.

Autores: Juan Carlos Burgos @JuanRuache y Ana @seriesvspelis

Publicado en A partir de 6 años

El lorito Papo (María Añasco, autora invitada)

El lorito Papo

es muy consentido.

No teme a perros

ni a los maullidos de los gatos.

Les quita los juguetes

se toma su leche,

y dejan que haga travesuras,

porque no quieren que Papo grite:

¡Es tan fuerte su canto

que cuando se enoja

una banda de rock parece!

Se pusieron de acuerdo un día,

las mascotas de la casa,

y convencieron a Papo de que como artista

compartir sus dones de cantante debía.

Ahora Papo sale a cantar al jardín

y recibe, el aplauso de los transeúntes.

Así los amigos, están muy felices.

Y su repertorio,

¡ no tiene fin!

Autora: María Añasco

Redes sociales: Twitter @Lolita74vargas

¿Te cuento unas curiosidades?

El lorito Papo es la mascota de la autora de este cuento-poesía. Aquí lo tienes en vivo y en directo con sus otros amigos.

Papo, es un loro de la especie amazona de frente azul y puede vivir hasta los 90 años. Cuando aprendió a emitir sonidos, imitaba a un rockero argentino que se llamaba Papo, de ahí su nombre.

Cuando era chiquitín lo alimentaban con jeringas de leche, luego comía choclos (maiz tierno), frutas y pan.

A los 20 años, se fue de gira a cantar por todo el país, porque marchó con una bandada de pájaros y nunca volvieron a verlo de aparecer.

Publicado en A partir de 6 años

Ánimos de bruja 


La bruja Baratuja
agarró pronto su escoba,
apagando la estufa
acomodó su joroba.


Brujita despistada
anda bien desaliñada,
le llegó invitación
para gran celebración.


Su gato negro le habla
desde una gran ventana,
que vaya alistando vestido
y practicando algo de magia.


¡Chimeneas y calderos,
conjuros y mejunjes!
La brujita se ha esforzado
para el día esperado.


Llega tarde al aquelarre
y es el centro de atención,
no midió el aterrizaje
y se estrelló en “Bruja mayor”.


Se olvidó de los hechizos
su varita no funciona,
oye brujas criticonas
tiene el ánimo en el piso.


En la reunión de cada año
siente que no encaja,
ha causado mucho lío
y eso siempre le pasa.


Baratuja en su interior
dice: Yo soy la mejor,
deja los nervios de lado
asombrando así al jurado.


¡Vamos, vamos brujita!
¡Saca todo tu poder!
Oye así una vocecita
y brilla al amanecer.


Escrito por: Libélula Azul (Karin Paola Pacheco Gómez).

Publicado en A partir de 7 años

Pico, Pato, Paco

Pico, Pato, Paco estaba muy sentadito,

esperando.

Los vecinos lo miraban asustados.

Todos pensaban,

«¿qué travesura estará tramando?»

La mala fama lo acompañaba

aunque lo cierto es

que más de una trastada causaba.

Pero, Pico, Pato, Paco solo esperaba

y su culito miraba.

Un huevo quería poner

y por más que apretaba

de allí no salía nada.

Pico, Pato, Paco solo  sabía,

que sus hermanas se sentaban

y el huevo ponían

luego lo acunaban entre sus patas

y un nuevo patito

entre cáscaras salía.

Pico, Pato, Paco allí estaba

observando su trasero

y nada de nada.

Pico, Pata, Paca, que por allí pasaba

le preguntaba qué pensaba.

Un huevito quiero poner,

pero de aquí no sale nada de nada.

—Ni nunca saldrá pues no eres una pata—

le contestó su hermana.

Autora: María José Vicente Rodríguez

Publicado en A partir de 12 años

Eterno azul

A la orilla de los recuerdos luminosos

se buscan los peces escondidos de la tarde,

vuelven los castillos ardientes de la arena

y bailan las ondas marinas como antes.

Navegan pensamientos errantes

entre las olas de mi corazón

y se vuelven gaviotas que

atraviesan el horizonte.

Han vuelto las huellas en la arena

a traer las rocas de la brisa

y ruedan entre la espuma

los sueños que un día lancé al eterno azul.

Publicado en Revista Cometas de papel

Número 3

La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo.

PLATÓN

Descarga de forma gratuita el número 2 de nuestra revista infantil y juvenil Cometas de papel

¡Vuela con nosotros en esta aventura literaria!

Encontrarás en ella: poesías, cuentos, libros recomendados, sagas literarias, manualidades, pasatiempos, experimento, marcapágina…

Publicado en A partir de 10 años

Luces

Aquellas luces que vuelan en el atardecer

casi las recuerdo desde lejos,

están en mi corazón cuando lo veo

son como destellos de verano,

casi como fuegos que iluminan el cielo,

desde la noche de mis recuerdos.

Fuegos artificiales que brotan del mar

y disparan flores, palmeras de sueños,

en el cielo de mi fantasía,

en la bahía de mis sueños,

camino junto a mi padre

para volver a ser niño

y escuchar verdiales y panderos

entre la brisa del mar

y en las manos pequeñas de mis deseos.

Publicado en A partir de 8 años

Sombra de un recuerdo, Jorge Muñoz Bandera

En la sombra de tu recuerdo iluminado
te encuentro en las estrellas ya dormido
aquellas que guían los caminos, en los mares
aquellas que anuncian la llegada de un Niño.

Y miro las fotografías de retazos de una vida
y te encuentro, mi abuelillo, en estos días,
con tu gorra y tu bastón, vestido de aventurero,
vestido de Santa Claus, regalando tu corazón.

Los villancicos suenan y me recuerdan a ti
tú y yo cantando, mi abuelillo, en esta noche feliz.
Noche de Paz, Noche de Amor, y yo con mi corazón en tu interior.

Vuelvo a verte entrar a casa cargado de regalillos
tus caramelos, mi abuelo, llenos de tanta ilusión.
Tus cuentos mi gran amigo, con la música heredada
que tanto, tanto nos unió.

Jorge Muñoz Bandera

27 de Enero 2021

Publicado en A partir de 7 años

La mosca dulzona

¡Cómo me gusta el dulce! No lo puedo evitar

Otras preferirían la mierda, les atrae más su olor,

pero yo, si puedo las trato de esquivar.

Soy una mosca de costumbres,

y , como a mi familia,

el dulce nos hacer apasionar,

a las pastelerías, amar.

Porque en ella nacimos

y también crecimos.

¡Donde se ponga el aroma

de un buen bizcocho de naranjas!

que se dejen las mierdas aplastadas

por muy calentitas y aromatizadas.